MadeinWeb

MadeinWeb

Leitura: 3 minutos

Cada día que vivimos en un mundo lleno de tecnología y nuevas ideas en la era digital, está claro que nuestro conocimiento crece. El smartphone es un ejemplo que cada vez cuenta con mejores prestaciones, como hacer ejercicio, pagar una factura o llamar a un taxi, por ejemplo. En esta publicación, le mostraremos las ventajas de las aplicaciones nativas sobre las híbridas, compruébelo.

¿Qué son las aplicaciones nativas e híbridas?

híbridos

Hybrid App es una aplicación que mezcla diferentes lenguajes de programación y tecnologías web, como HTML, JavaScript y CCS. De alguna manera, el híbrido busca simular interfaces de sistemas operativos como Android, IOS y Windows.

Puede publicar estas aplicaciones en tiendas de aplicaciones oficiales como AppStore, Googleplay o en el sitio web del desarrollador. Los híbridos pueden utilizar frameworks o envoltorios, que actúan como un convertidor que los ejecuta y los almacena en la memoria del dispositivo de los usuarios.

Esto suele ser utilizado por empresas que buscan una opción más simple, porque la optimización de híbridos solo requiere dominar las tecnologías web y un marco específico.

nativos

Los nativos se programan desde el SDK y el idioma principal (o nativo) de cada sistema operativo, Swift u Objective C cuando hablamos de IOS; Java o Kotlin en el caso de Android. En otras palabras, la aplicación nativa solo está diseñada para funcionar en un determinado sistema.

También se distribuyen en tiendas oficiales y se almacenan directamente en la memoria del teléfono inteligente.

Además, están diseñados para generar la máxima usabilidad en cada plataforma elegida, precisamente porque solo utilizan la interfaz estándar del sistema operativo.

¿Cuáles son las ventajas de las aplicaciones nativas sobre las híbridas?

Las aplicaciones nativas tienen una mayor usabilidad porque facilitan el acceso a sus propios recursos.

Las aplicaciones nativas ofrecen a los usuarios una experiencia más intensa que las híbridas. Esto se debe a que están diseñados para funcionar en un determinado sistema operativo y ofrecen mejores recursos de hardware, lo que facilita el uso de las funciones y características propias de la aplicación.

Además, la aplicación nativa tiene mayor estabilidad y rendimiento que los híbridos y genera menos fallas y problemas. Otra ventaja es que, como el nativo trabaja en su propio sistema operativo, el desarrollador puede actualizar ambos software al mismo tiempo sin preocuparse por el rendimiento y la ejecución de la aplicación.

La App nativa también permite al desarrollador acceder a los datos del sistema operativo a través de la propia aplicación, ya que la aplicación y el sistema son compatibles y tienen el mismo idioma. Se puede trabajar con funciones de bajo nivel del dispositivo, como enviar SMS, acceder a la cámara del dispositivo o realizar llamadas.

El híbrido no solo accede a las funciones del teléfono, ya que no contiene un idioma similar al sistema operativo del teléfono. Su rendimiento también puede ser negativo, ya que el dispositivo sufre constantes mejoras.

¿Por dónde empezar?

Antes de iniciar un proyecto de App, la empresa debe plasmar en papel sus principales objetivos, así como la audiencia a la que se dirigirá. Las aplicaciones nativas, por ejemplo, están dirigidas a empresas que ya están establecidas en la industria y desean atender a una audiencia más exigente.

Es necesario prestar toda la atención que el proyecto merece. Eso es porque sabemos que las aplicaciones son importantes para que un teléfono inteligente funcione. También es necesario equilibrar todos los pros y contras de los nativos y los híbridos para crear un software capaz de ofrecer los mejores servicios a los usuarios.

¡Para eso puedes contar con nosotros! Somos expertos en Apps y podemos ayudarte a desarrollar tu producto.

Hable con nosotros

#Éxito.

Compartilhe

¿Qué podemos hacer? ¿para tu negocio?